Mataro-Andorra (el Tarter) By Manolo Espejo


Mataro-Andorra (el Tarter) By Manolo Espejo

“Cariño, que he quedado con mi hermana de pasar unos días en Andorra, que te parece?” (….pero si en agosto me pegué un mini stage que no quedó un puerto vivo, que hago yo otra vez en Andorra este año? …) “Vale, pero tú ves tirando, que yo ya llegaré -jeje-“.

Pues ya tenía plan, ahora a trazar la ruta, GoogleMaps sacando humo (por dios, que gran invento) y el amigo @David Baena que me ayuda con la tecnología para cargarla al GPS (como plan ‘b’ llevaré la sufrida chuleta, por si acaso). La idea era subir por el Pas de la Casa ya que dormíamos en el Tarter y me hacía ilusión subir por primera vez por ese lado de Envalira.

Por lo demás, los preparativos para una ruta estimada en 250km y 5500+, pasaban por equiparme para 10h de pedaleo y dos de asuntos varios. Así que tiro de la reciente experiencia de la brevet’400, una pequeña bolsita donde llevar batería externa, cables de luz trasera, GPS y móvil. Mancha, dos botellas de aire comprimido y dos cámaras. Y comida, hasta las trancas, jaja. Aunque llevo una luz delantera de corta distancia, me alegra saber que @AlbertBautista se ofrece acompañarme en los primeros kilómetros, llevando una luz más potente. (Gracias horse Albert).

Precisamente en esos primeros kilómetros un molesto aire de cara nos acompaña hasta el inicio de la subida a Collformic. Luego se repetiría bajando hacia Seva, para desaparecer en toda la plana de Vic, donde una espesa niebla me ha dejado chorreando. Carreteras locales muy tranquilas van entrelazando los pueblos de la comarca de Osona, hasta llegar a Sant Quirze de Besora, a partir del cual el paisaje de campiña ha sustituido al de las poblaciones fabriles del siglo pasado.

Mención especial en el recorrido a dos tramos casi entrelazados de camino rural, el primero desde Santa Maria de Besora a Sant Bernabé de Tenes, pasando por Llaés, una pista de hormigón un tanto rugosa que se adentra por un bosque espeso, sobretodo en sus primeros compases. Y el segundo la subida a Montgrony, de mejor aglomerado, que enlaza el pueblo de Gombrén con la carretera q me llevará al coll de la Creueta, donde casualmente está rodando por la zona @AntonioRastrero y parte de sus Dakokis. Ahí mismo decido cargar pilas, han pasado ya 7h de pedaleo y me viene bien la bajada y llaneo hasta Puigcerdà para asimilar el alimento antes de atacar el último esfuerzo de la jornada, dos puertos unidos por una corta bajada, Puymorens y Envalira, que se hacen un poco cansinos ya que desde los pueblos franceses de Ur, Enveitg y Porta van picando hacia arriba.
Llegada a la cota más alta de la jornada (2400m), que obligan a taparse bien para emprender los últimos kilómetros, ya de bajada.

Día espléndido, ruta muy acertada y exigente, pero muy recomendable a todos los que nos gusta las tiradas largas, incluso para el que quiera hacerlo de vuelta, pero eso tendrá que esperar!!!